AMETIC valora la creación de la Acción Estratégica de Industria Conectada 4.0 en el nuevo Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación

14/02/2018

> Se establece un objetivo de inversión en I+D+i del 2% del PIB en 2020 y para alcanzarlo es imprescindible la implicación de las empresas.

> La Administración del Estado en 2016 tan solo ejecutó el 38% de su presupuesto disponible para I+D+i.

> El Plan Estatal no viene acompañado de un marco presupuestario global y se espera la publicación del Programa de Actuación Anual que concrete las próximas convocatorias y sus importes.

 

Madrid, 14 de febrero de 2018.- AMETIC, la patronal que representa al sector de la industria tecnológica digital en España, valora positivamente el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020 en cuanto a su estructura, el alineamiento con las políticas europeas, el diagnóstico de la evolución de la innovación en España, la necesidad de incrementar la inversión en I+D+i con respecto al PIB y la apuesta por la transparencia.

Igualmente, la patronal destaca la creación de la nueva Acción Estratégica de Industria Conectada 4.0, que responde a la realidad de la transformación digital del sector –en la que AMETIC trabaja desde hace años– y la importancia que otorga el Plan a la dimensión digital, con la Acción Estratégica en Economía y Sociedad Digital como máximo exponente. El papel esencial de las deducciones fiscales a la I+D+i y el posicionamiento de la Compra Pública Innovadora como instrumento del que debe hacerse un uso más intensivo, destacan también entre los puntos favorables del Plan.

El Plan Estatal, publicado recientemente, incluyó una consulta pública lanzada por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y que ha recogido varias de las aportaciones realizadas desde AMETIC.

Sin un marco presupuestario global

Por otro lado, también existen aspectos de gran importancia y que son motivo de preocupación para AMETIC. El Plan Estatal no viene acompañado de un marco presupuestario global que lo sustente. Tampoco se ha publicado el Programa de Actuación Anual correspondiente a este ejercicio y donde debe concretarse el calendario de convocatorias 2018 y sus importes.

Como las empresas y entidades innovadoras necesitan planificar con antelación sus actividades de I+D+i, sería deseable la publicación anticipada de estos programas anuales, así como un acompañamiento presupuestario a largo plazo que garantice los recursos para el Plan Estatal en todo su periodo de vigencia. Esto incrementaría la estabilidad del Plan frente a las incertidumbres que pueda sufrir la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de cada año.

El diagnóstico que presenta el documento del Plan Estatal muestra el retroceso de la inversión en I+D+i que se ha producido en España desde 2010 (con una caída del 0,16 en porcentaje del PIB), mientras que en Europa y para ese mismo periodo este indicador ha aumentado un 0,10. En AMETIC se comparte la preocupación del Plan por esta anomalía y se considera realista la rebaja de las expectativas planteadas de alcanzar en el año 2020 una inversión del 2% del PIB (frente al objetivo original y asumido en el resto de Europa de llegar al 3%).

Sin embargo, la vía que propone el Plan Estatal para cumplir este objetivo en 2020 exige un esfuerzo 4 veces mayor a las empresas que a las Administraciones. Es importante que las compañías se comprometan de manera firme con la I+D+i y aspiren a los niveles de inversión privada en I+D+i de la media europea, que actualmente es más del doble de la española. Sin embargo, la estructura de nuestro tejido empresarial –mayor atomización y orientación a servicios– difiere de la de los referentes europeos. Por ello, es tan importante que las empresas cuenten con el acompañamiento adecuado por parte de la Administración.

Por otro lado, además del propio volumen de presupuesto público dedicado a I+D+i, es clave atender al porcentaje de ejecución alcanzado. La Administración General del Estado en 2016 tan solo ejecutó el 38% de su presupuesto disponible para I+D+i. Este dato no se menciona en el Plan Estatal, pero es clave para un correcto diagnóstico de la situación y la búsqueda de soluciones. Asegurar que el presupuesto dedicado a I+D+i se ejecute en su totalidad debe ser una prioridad de primer nivel. Para ello es esencial la adecuación de los instrumentos de financiación a la realidad de las empresas a las que van dirigidos, así como el establecimiento de vías de reubicación en los programas de I+D+i más demandados de los fondos que otras convocatorias no agoten.

--
Más información: 
Yolanda Domingo: y.domingo@romanyasociados.es
Manuel Portocarrero: m.portocarrero@romanyasociados.es
Román y Asociados. Tel. 91 591 55 00
Imágenes: