Crónica de la mañana 01/09/2021

26/10/2021
Crónica de la mañana 01/09/2021 #santander35

Morant aboga por impulsar la “cultura de la innovación” y defiende la necesidad de aumentar la inversión en I+D+i del sector privado

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, abogó hoy por impulsar la “cultura de la innovación” para hacer de España un país “más verde, digital, cohesionado e igualitario”.

Así lo aseguró en la inauguración del 35 Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones, organizado por la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales (AMETIC) y el Banco Santander, en el marco de los cursos de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en Santander, y que, bajo el lema ‘Reencuentro, Recuperación y Reinvención’, abordará hasta el próximo viernes, día 3 el papel de la innovación y la digitalización en la resolución de los grandes retos sociales y medioambientales.

En su intervención telemática, Durant recordó la importancia de la colaboración público-privada que, recalcó, “nos permitirá aprovechar esta crisis para, esta vez sí, salir apoyándonos en la ciencia y la innovación”.

En este sentido, la ministra expresó su confianza en poder trasladar al tejido productivo los esfuerzos realizados en innovación ya que, según precisó, “los niveles de inversión del sector privado no alcanzan los de los países avanzados”.

Así, subrayó que frente a Alemania, donde el 61% de la inversión en I+D corre a cargo del sector privado, o Estado Unidos y Corea del Sur, donde suponen el 71 y el 78%, respectivamente, “en España todavía estamos en el 57%, pese a que desde 2008 se ha experimentado un crecimiento del 8,5% y “estamos en máximos históricos”. 

“Esta apuesta por la innovación nos permitirá estar mejor preparados y alcanzar un futuro más próspero y una economía más fuerte que no deje deudas ambientales a las generaciones venideras”, concluyó.

La intervención de la ministra de Ciencia e Innovación marcó el inicio del acto inaugural de este encuentro que estuvo presentado y moderado por la rectora de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP)María Luz Morán –que en esta edición vuelve al salón de actos de Caballerizas del Palacio de la Magdalena de Santander en un formato híbrido (presencial y digital)–, y en el que también participaron el presidente de AMETIC, Pedro Mier; El director general de Banca Comercial del Banco Santander, Ángel Rivera; el director general de Innovación y Desarrollo Tecnológico del Gobierno de Cantabria, Jorge Muyo; y la alcaldesa de la ciudad, Gema Igual.

Mier, que inició su participación en este encuentro recordando que se trata del “más longevo y con mayor participación” de la UIMP, abogó por que esta edición, de la que se congratuló su vuelta al formato presencial, “sea capaz de abordar los temas de actualidad y las inquietudes del futuro” para el sector.

Así, se refirió a las tres ‘R’ –Reencuentro, Recuperación, y Reinvención– que dan título a este evento. “Empezamos a jugar el partido y ahora, por tanto, los protagonistas son las empresas”, afirmó utilizando un símil deportivo para destacar la importancia de que el sector industrial se reencuentre, afronte unido la recuperación y, lo que juzgó más importante, “se reinvente para salir de esta crisis con un sistema reconocido e impulsado por las nuevas tecnologías y la digitalización”.

De su lado, el director general de Banca Comercial del Banco Santander, Ángel Rivera, coincidió con el resto de ponentes en “las muchas oportunidades que nos deja esta crisis y que hay que saber aprovechar”, e hizo suyas las tres ‘erres’ del encuentro para resaltar la transformación que también ha vivido esta entidad financiera y su firme convicción de que la tecnología “debe estár al servicio de las personas”.

Así, explicó que el Banco Santander ha tenido igualmente que reinventarse y adaptarse a los cambios, un proceso que, subrayó, ha llevado a cabo gracias al uso de la tecnología. “Hemos llevado el banco a todas las casas de los más de 150 millones de clientes que tenemos en todo el mundo, del mismo modo que nos hemos reinventado en la forma que nos acercamos al emprendimiento”, resaltó.

En este sentido, sostuvo que “hoy no vale la financiación tradicional; necesitamos algo más”, en alusión a los fondos creados por el banco y que le han permitido identificar “más de 6.000 nuevas empresas y start-up” a las que vaticinó “un desarrollo espectacular”.

Finalmente, reivindicó el talento existente en España, “que hay que apoyar y conseguir retener”, y respaldó la necesidad de alcanzar un “mayor grado” de colaboración entre los sectores público y privado. “Debería ser un objetivo país”, remachó.

En su turno, el director general de Innovación y Desarrollo Tecnológico del Gobierno de Cantabria, Jorge Muyo, resaltó el papel “vertebrador” de lo digital que “ha venido para quedarse” y destacó que la pandemia representa “una oportunidad para poder empezar a recuperarse e innovar en todos aquellos campos en lo que las herramientas digitales nos permiten actuar”.

Muyo, que disculpó la ausencia del presidente regional, Miguel Ángel Revilla, por motivos de agenda de última hora, se refirió a los distintos planes que, además del Fondo de Recuperación y Resiliencia, están en marcha en el ámbito europeo, nacional y autonómico “para, a partir de nuestro saber hacer, desarrollar iniciativas y estrategias que permitan a nuestras empresas mejorar su proceso de digitalización y conectividad”.

Finalmente, la alcaldesa de Santander, Gema Igual, ahondó en los beneficios de la colaboración público-privada, que tildó de “imprescindible” en la gestión municipal.

Tras repasar algunos de los retos a los que se enfrentan los ayuntamientos en materia de movilidad, teletrabajo y sostenibilidad, Igual se mostró partidaria de reforzar el tejido productivo “para hacer frente al cambio que se anuncia desde Europa”.

Finalmente, la alcaldesa reclamó la necesidad de “socializar la tecnología” y acercarla al ciudadano, así como de que los ayuntamientos sean “autónomos” para captar fondos europeos.

Calviño considera “esencial” la colaboración público-privada ante un proceso de recuperación económica que “ya está en marcha”

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital asegura que es “el momento de ponerse manos a la obra”, probar “sinergias”, “unir fuerzas y colaborar”

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha asegurado hoy, en el transcurso del Encuentro de la Economía Digial y las Telecomunicaciones organizado por AMETIC, que la colaboración público-privada es “esencial” en el plan de recuperación económica que ya “se ha puesto en marcha” desde el Gobierno de la Nación. Calviño, que no pudo acudir al congreso por cuestiones de agenda, sí compareció ante los asistentes en formato virtual para ensalzar que la sociedad se encuentra ahora en un “momento histórico”.

Durante su intervención, la vicepresidenta primera se refirió a la “hoja de ruta”, el plan de recuperación económica que ha trazado el Gobierno de España, para permitir “impulsar nuestro modelo de crecimiento”. Un proceso en el que, dijo, “tenemos la posibilidad de sacarle partido a los fondos europeos”.

Por eso, puso de manifiesto que desde el Gobierno de la Nación “contamos con un plan de recuperación”, que supone “la hoja de ruta” por la que “impulsar nuestro modelo de crecimiento”.

En este sentido, la vicepresidenta del Gobierno se refirió a que este congreso cuenta con dos mesas que abordarán la transición verde y digital, y “no es casualidad”, resaltó, que desde el sector privado se siga el mismo camino que desde el ámbito público.

El sector público y privado, dijo, “estamos alienados” y siguen un camino que va “en la misma dirección”. En este sentido aseguró que la colaboración público-privada “es esencial” para impulsar un crecimiento económico que tenga como eje la digitalización.

Calviño se refirió al plan ‘España Digital 2025’ que se centrará en la transformación digital del país para favorecer un crecimiento económico decisivo. Todo ello, señaló, gracias a “siete claves”, entre ellas, la conexión ultra rápida, el despliegue de la tecnología 5.0, la mejora de las competencias digitales, de la ciberseguridad, la economía del dato e inteligencia artificial o la reforma concursal.

“La respuesta masiva” que, indicó, están teniendo estas medidas, es una prueba del fuerte interés que está demostrando el sector empresarial”. A su juicio, “nuestro objetivo es que la digitalización se haga desde una perspectiva humanista”, colocando, enfatizó, a las personas en el centro, y sirviendo como “reflejo de los valores y derechos” que han de regir en la sociedad.

Calviño afirmó que “la recuperación está en marcha” y que, en este momento, “tenemos un buen plan, recursos y oportunidad”, además de que “contamos con empresas dinámicas y una sociedad resiliente”. Por todo ello, dijo, “es el momento de ponerse manos a la obra, probar sinergias, unir fuerzas y colaborar”.

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha hecho estas declaraciones en el Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones, un foro que, organizado por AMETIC, la patronal de la industria digital española y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en colaboración con Banco Santander, cumple este año su trigésimo quinta edición.

Blanco afirma que los fondos deben servir para que Europa “recupere y fortalezca su industria”

El secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo aboga por recuperar la “soberanía industrial” en ámbitos como la microelectrónica

El secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Raül Blanco, apostó por que los Fondos Next Generation EU sirvan para “recuperar y fortalecer la industria europea”. “Si para algo debe servir este Plan de Recuperación es para aprender de los errores y recuperar la soberanía industrial en aquellos ámbitos en los que Europa la ha regalado, como es el de los semiconductores”, aseguró.

Tras recordar que “el reto de su ejecución está ahí”, Blanco sostuvo que “estamos en un momento positivo pero incierto” en materia geopolítica y tecnológica, por lo que defendió la necesidad de que los fondos europeos “nos permitan resolver incertidumbres medioambientales y acelerar la digitalización y la transición ecológica”.

Así, incidió en que este plan debe sostenerse sobre cuatro ejes centrales: afianzar los datos positivos de crecimiento económico, aportar autonomía estratégica y soberanía industrial, incrementar la productividad y llegar a todos los territorios y a todo tipo de empresas”.

La intervención del secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa sirvió de introducción al debate que, moderado por el vicepresidente de AMETIC, Luis Fernando Álvarez-Gascón, analizó los Fondos Next Generation EU y el reto de su ejecución, que contó con la participación del consejero delegado de la Empresa Nacional de Innovación (ENISA), José Bayón; del director general de Red.es, Alberto Martínez; y de la consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Cantabria, María Sánchez Ruiz.

En su presentación, Álvarez-Gascón reclamó la necesidad de apostar decididamente por la I+D, y aludió a la gobernanza en su papel de dirigir y controlar los Fondos de Recuperación para articular mecanismos de participación de todos los actores. “Una vez que hay dinero público, es importante el diseño de los instrumentos privados”, avanzó.

El consejero delegado de la Empresa Nacional de Innovación (ENISA), José Bayón, destacó el papel de este instrumento público como referente en el emprendimiento innovador. En este sentido, detalló la concesión de más de 1.100 millones de préstamos participativos que han permitido impulsar más de 6.000 empresas y subrayó su intención de “seguir focalizados en ser la referencia pública en el préstamo innovador”.

Por su parte, el director general de Red.es, Alberto Martínez, apeló a que los 750.000 millones de euros de estos fondos europeos, lo que recordó representa el 5% del PIB de la UE, y de los que a España le ha correspondido el 11% (140.000 millones de euros), se conviertan en un “acto de solidaridad que fortalezca las bases de la Unión”.

En concreto, Martínez destacó la “importante carga digital” de estos fondos, por lo que aseguró que “quien quiera sobrevivir, sí o sí, tiene que entrar en la senda de la digitalización”. Tras sostener que el reto nos corresponde a todos –“necesitamos hacerlo entre todos y hacerlo rápido, enfatizó–, el director general de Red.es indicó que con estos fondos “no solo hablamos de introducir masa monetaria en el sistema, sino de restablecer y fortalecer la productividad”.

Por último, se refirió a algunos de los proyectos estrellas que esta entidad pública adscrita al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital tiene actualmente en marcha, entre los citó el relativo a inteligencia artificial o el dirigido a digitalizar 800.000 pymes e inyectar 3.000 millones de euros en la economía a través de la digitalización mediante micro subvenciones.

Finalmente, la consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Cantabria, María Sánchez Ruiz, abogó por aprovechar “la capilaridad pública para poder ejecutar al máximo el plan”.

Así, y tras coincidir en que la digitalización es “fundamental”, Sánchez se refirió al esfuerzo realizado por el Ejecutivo regional en materia de digitalización en el ámbito educativo y su apuesta decidida por avanzar en la modernización de la administración pública “para acercarse a las empresas y ciudadanos”.

El proceso de digitalización en una pyme tiene que ser “constante”, sin perder de vista a las personas

Los máximos responsables de Seabery, Fonyou y Cuatroochenta hablan sobre la necesidad de ser digital y sostenible en las pequeñas y medianas empresas

El proceso de digitalización “urgente” al que aspiran las pequeñas y medianas empresas pasa por el autodiagnóstico y sobre ello giraron las intervenciones de los máximos responsables de las empresas Seabery, Fonyou y Cuatroochenta en la ponencia ‘La necesidad de ser digital y sostenible para las Pymes’.

La ponencia estuvo moderada por el responsable de segmentos especializados (empresas e instituciones) del Banco Santander, José Miguel Alonso de Ozalla, que se refirió a que ya el pasado año se habló en este mismo congreso de la necesidad de la digitalización de las pymes, pero ahora, dijo, esta digitalización se trata de una cuestión de “urgencia”. Sin embargo, reconoció que las pymes en España encuentran “barreras” y “dificultades de acceso a la digitalización, aunque la llegada de fondos europeos puede ayudar”.

Alonso de Ozalla consideró que las tecnologías digitales no son un fin, sino un medio y que las pymes tienen que tener un plan, con objetivos y estrategias que sean medibles, para intentar conseguir los objetivos de digitalización. Y todo ello pasa, dijo, por un autodiagnóstico.

Al respecto, el moderador preguntó al director ejecutivo de Cuatroochenta, Alfredo Raúl Cebrián, sobre las fórmulas de autodiagnóstico para la empresa, a lo que éste respondió que “si una empresa cree que tiene que hacer un autodiagnóstico, ya llegamos tarde”. Raúl Cebrián recomendó al sector centrarse primero en la cadena de valor y reflexionar sobre qué cambios se han introducido en la empresa en los últimos años. “Si no se ha evolucionado en los últimos tres o cinco años, ya es un indicador de que, como mínimo, no estamos aprovechando nuestro potencial”.

Por su parte, el presidente ejecutivo de Seabery soluciones, Basilio Marquínez, aseguró que “cuando se habla de digitalización hay que matizar si es de puertas hacia adentro o hacia afuera” y, esto último, matizó, implica “la introducción de la tecnología a los productos y servicios que ofreces”. Desde su experiencia, Marquínez dijo que “nosotros reducimos los costes de la formación y eso ayuda a optimizar esos procesos de formación, en términos de tiempo, coste y calidad”.

El fundador y director ejecutivo de Fonyou, Fernando Núñez-Mendoza, habló de la experiencia de su empresa en “encontrar el problema crítico” que se presenta en una gran compañía cuando “no se está aprovechando la digitalización”. En este sentido, Núñez-Mendoza dijo que en cualquier empresa, si la distribución cuesta entre un 10 y un 20% del valor final del producto, con la digitalización el coste “se puede reducir a una tercera parte”. Además, el fundador de Fonyou aseguró que “el ciclo de maduración de

cualquier negocio que funcione se ha acortado muchísimo”, a lo que sin duda ha contribuido la digitalización.

Preguntado por el moderador, el director ejecutivo de Cuatroochenta se refirió en su segunda intervención a que el reto de digitalización “no es a corto plazo” y siempre conviene empezar desde dentro. Por su parte, el presidente ejecutivo de Seabery soluciones abogó por que el proceso de digitalización de una empresa sea “un proceso constante”, donde la formación interna “es esencial”. A su juicio, el fundador de Fonyou aseguró que en un proceso de digitalización la cadena de valor tiene que “estar equilibrada”.

Respecto al peso que tiene la sostenibilidad en la estrategia de digitalización, Núñez Mendoza indicó que la sostenibilidad es el contrapeso entre “lo urgente y lo importante” y reconoció que, internamente, la sostenibilidad tiene más que ver con la responsabilidad social”. Por su parte, Cebrián se refirió al reto que supone la sostenibilidad para las empresas tecnológicas y, a que, a estas, les corresponde “hacer autocrítica”.

Por último, los tres intervinientes lanzaron un consejo breve a los asistentes sobre la digitalización. Así, mientras el responsable de Cuatroochenta recomendó a las empresas que “empiecen invirtiendo en personas” e introducir en este proceso a “gente joven que revolucione”, el director de Fonyou aseguró que la tecnología aislada “no es una solución” y que se debe entender como “una transformación, no un renacimiento”. Por último, Marquínez aconsejó al emprendedor que “no se deje llevar por las presiones”, que “pare un momento, piense, sepa dónde están sus embudos y adopte medidas”.

El presidente de Microsoft España reivindica la importancia de la sostenibilidad como motor de crecimiento de la economía

Alberto Granados afirma que apostar por este campo podría generar unos beneficios globales para la economía de 22 billones de euros finales de esta década

El presidente de Microsoft España, Alberto Granados, reivindicó la importancia de la sostenibilidad como motor de crecimiento de la economía, un campo que, según recalcó, podría generar más de 22 billones de euros de beneficios globales a finales de esta década.

En su primera intervención en España en doce años, Granados desgranó los errores y aprendizajes que su compañía ha acumulado en sostenibilidad, un ámbito que, a su juicio, representa “una oportunidad enorme de negocio”.

Así, aseguró que el objetivo de Microsfot en 2030 es “ser negativo en carbono, positivo en agua, reducir a cero los residuos” y crear lo que denominó un ‘planetario computer’ “para que todas las comunidades puedan acceder a datos y algoritmos”.

Del aprendizaje obtenido con las actuaciones puestas en marcha en los ámbitos tecnológico, de trabajo o en materia de edificios inteligentes para tratar de reducir las emisiones de CO2, el presidente de esta compañía destacó, en primer lugar, la necesidad de establecer una responsabilidad externa e interna mediante la definición de un impuesto al carbono. Además, reclamó el uso del mismo idioma con la definición de estándares con base científica, la digitalización y la nube como vehículo de sostenibilidad y la inversión en innovación TIC sostenible. “Pero esto no podemos hacerlo solo. Es clave la colaboración público-privada”, sentenció.

La presidente de HP España aboga por trabajar en un pacto de brecha digital cero

Helena Herrero participó hoy en la mesa sobre ‘La sostenibilidad en la Estrategia Empresarial’ junto a los directores ejecutivos de SAGE, ESRI, AGBAR y el presidente de AMETIC

La presidente de HP para España, Francia, Italia y Portugal, Helena Herrero, abogó hoy por trabajar en un pacto “de brecha digital cero” a nivel público-privado para incorporar la sostenibilidad a la marca empresarial y favorecer el crecimiento económico. Herrero, que participó hoy en la mesa sobre ‘La sostenibilidad en la Estrategia Empresarial junto a los directores ejecutivos de SAGE, ESRI, AGBAR y el presidente de AMETIC, consideró que la sociedad está en un momento “transcendental” y habló de cómo se engarza la sostenibilidad en la estrategia de su marca empresarial.

Para la presidente de HP en España, la sostenibilidad tiene que formar parte de “nuestra cultura”, de “nuestro ADN” y es algo de lo que, matizó, “llevamos hablando mucho tiempo”, pero no solo a nivel climático, también humano, desde el punto de vista de la igualdad o de la protección de derechos.

En este sentido, Herrero se refirió a que lo que está implicado no sólo afecta a un lado de la compañía, “sino a todos” y mostró su preocupación por la brecha digital y de género existentes en las empresas, poniendo el énfasis en la incorporación de la mujer, algo que, dijo, “nos afecta como sector”. Por eso, añadió que, desde HP, existe un “compromiso absoluto con la sostenibilidad”, con propósitos como “lograr las cero emisiones para 2040”. De ahí que la presidente de HP en España abogue por, entre todos, “trabajar en un pacto de brecha digital cero”.

Por su parte, el alto directivo de AGBAR, Manuel Cermerón, alabó que el próximo año su empresa -dedicada al agua- cumplirá 155 años y con esa trayectoria, dijo, “o eres sostenible” o no consigues perdurar en el tiempo. En este sentido, aseguró que la sostenibilidad pasa por establecer una estrategia a nivel planetario y que el valor industrial, financiero, intelectual y humano es “el marco conceptual que nos permite nuestra estrategia sostenible de empresa”.

Preguntado por cómo la sostenibilidad podría mejorar el sector empresarial, Cermerón citó algunos ejemplos y miró hacia de manera particular a Solvay, la empresa cántabra con sede en Torrelavega, cuya oportunidad de competir en el mercado, apostilló, podría encontrarse en que “logre una huella de carbono inferior” a la de sus homólogos.

El director ejecutivo de SAGE España y Portugal, Luis Pardo, defendió los resultados positivos, a nivel económico y social, de la aplicación de planes de sostenibilidad en el sector empresarial, citando varios estudios al respecto, en los que, dijo, se pone de relieve que aquellas empresas que aplicaron planes de sostenibilidad, crecieron un 11% o que, en España, aplicando ODS se pueden generar unos 2.000 millones de euros.

En este sentido, Pardo, que ha sido dos veces CEO del año y forma parte del comité ejecutivo de AMETIC, puso como ejemplos algunos de los compromisos adquiridos por su empresa, como son lograr una reducción del 100% en las emisiones para 2040, la mejora de conciliación laboral y o el proyecto ‘future makers’.

El director ejecutivo de SAGE, una empresa líder de gestión, habló de la importancia de utilizar inteligencia artificial para mejorar el código ético en la empresa y de la aplicación de la sostenibilidad en la lucha contra la economía sumergida. A este respecto, señaló que España tiene un 18% de economía sumergida, lo que suponen 200.000 millones de euros cada año. Por eso, consideró que solo aplicando sistemas tecnológicos que eviten la doble contabilidad, se podrían generar en España 40.000 millones de euros al año, esto es, “un tercio de los fondos europeos que están llegando”.

Por su parte, la CEO de ESRI, Ángeles Villaescusa, explicó que su empresa, dedicada desde hace cincuenta años a la geolocalización, lleva abordando desde hace años la sostenibilidad. “Todos tenemos asociados el clima extremo en los desastres naturales y esos efectos son cada vez mayores en la demografía, las migraciones, los cultivos…”. “Llevamos tiempo trabajando con los científicos para intentar mitigar los daños”, pero, añadió, a la par que hay que luchar contra el cambio climático, “también hay que trabajar para que en un futuro las empresas tengan capacidad de adaptación”. 

En este sentido, Villaescusa aclaró que esa adaptación supone para algunas empresas redefinir el modelo de negocio o para otras, cambiar comportamientos; pero para todas ellas, indicó, es “un largo trabajo” y “tiene que formar parte de la estrategia de sostenibilidad y la agenda del CEO”. Para finalizar, la directora ejecutiva de ESRI, explicó que trabajar en una estrategia de resiliencia significa no competir: “hay que colaborar y compartir información”.

Bombal resalta la importancia de la digitalización para conseguir un sector agroalimentario “atractivo, moderno, competitivo y sostenible”

La directora general de Desarrollo Rural, Innovación y Formación Agroalimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación destaca su “enorme” trascendencia en la economía española y para la vertebración social

La directora general de Desarrollo Rural, Innovación y Formación Agroalimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Isabel Bombal, resaltó el papel central de la digitalización e innovación para conseguir un sector agroalimentario “atractivo, moderno, competitivo y sostenible”.

Bombal, que aportó algunas cifras que reflejan la “enorme” importancia de la agricultura en la economía española y en el tejido social –un valor de producción de 110.000 millones de euros anuales y alrededor de 2,5 millones de empleos vinculados directa o indirectamente, entre otros–, apostó por que este sector, al que calificó de “exportador” y “complejo”, continúe creciendo en competitividad y avanzando “sin dejar a nadie atrás”.

Así lo aseguró durante su participación virtual en la mesa ‘Digitalización, sostenibilidad en el sector agroalimentario’, la tercera de esta primera jornada matinal, que estuvo moderada por el CEO de Hispatec, José Luis Molina, y que contó con la participación activa de la sales director de ESRI, Inmaculada Parras.

En su intervención, Bombal volvió a incidir en la relevancia que adquiere la colaboración público-privada en materia de sostenibilidad. “Es la base sobre la que desarrollar los instrumentos que nos permitan impulsar y financiar las iniciativas para conseguir la digitalización del sector”, recalcó.

Tras abogar por escuchar al sector en primer lugar, y a las empresas y al sector agrotec en particular, para “ahorrar tiempos y esfuerzos”, la directora general de Desarrollo Rural, Innovación y Formación Agroalimentaria apeló a la necesidad de buscar, desde el diálogo entre las partes, “soluciones reales a problemas reales”.

En este sentido, enumeró los tres objetivos básicos y consensuados entre las diferentes administraciones, el sector y los habitantes del medio rural que, a su juicio, debe perseguir la estrategia de digitalización: reducir la brecha digital, también en formación, capacitación y asesoramiento; fomentar el uso de datos seguros, fiables e interoperables; y apoyar a los nuevos modelos de negocio y al emprendimiento gracias al uso de las nuevas tecnologías.

Parras, por su parte, apostó en materia geoespacial por “ganar en alineamiento con todas las iniciativas que vienen de Europa”. Tras expresar que en España, más que en otros países, “la agricultura es lo que sostiene al territorio”, la directora comercial de esta empresa, una de las líderes mundial en el desarrollo y comercialización de software

para sistemas de información geográfica, mostró su convencimiento de que los datos “son el motor que moverá nuestras futuras acciones”, y anunció la puesta a disposición quien lo necesite del contenedor de datos “más grande que existe en el mundo”.

Asimismo, Parras defendió la aplicación de la innovación a todo el proceso como la mejor fórmula para avanzar en sostenibilidad en los próximos tres años, al tiempo que censuró que la toma de decisiones se vea muchas veces comprometida por el hecho de que “tenemos muchísima información, pero dispersa”. “Por eso es fundamental la colaboración entre los sectores público y privado”, admitió.

Además, subrayó la importancia “vital” de los sistemas geoespaciales en el ámbito agroalimentario y apostó por utilizar la tecnología ya disponible. “No reinventemos la rueda”, sentenció.

En el cierre de esta mesa de debate, Molina aportó su visión sobre el papel de la digitalización en la modernización del sector primario. “Empecemos a contar agua, energía, fertilizantes, erosión, y otros parámetros que tienen que ver con la sostenibilidad y trasmitámoslos para que los agentes de la cadena encargados de tomar decisiones puedan hacerlo”, concluyó. 

El reto de la inteligencia artificial es lograr la eficiencia energética a “un precio razonable”

La ponencia sobre ‘La Energía, la digitalización y la Sostenibilidad’ abordó hoy el modelo energético de las ciudades y cómo los edificios han de integrarse en este cambio estratégico

La mesa sobre ‘la Energía, la digitalización y la sostenibilidad. Smart Energy’, moderada por el vicepresidente de la Comisión Smart Cities de AMETIC, Emilio Herrera, abordó hoy el modelo energético de las ciudades y cómo la energía supone, en estos momentos, un tema estratégico en la transformación hacia lo ecológico a la par que un reto para lograr entornos urbanos más sostenibles.

El gerente de Desarrollo de Negocio Energy Services de Acciona Energía, Pablo Álvarez, habló sobre uno de los modelos de negocio de su empresa, como es el de contrato de servicios energéticos, que no supone, dijo, “ningún tipo de inversión por parte del cliente”. En este sentido, explicó que se trata de que se pueda contratar a una empresa especializada para que modernice las instalaciones del servicio conforme a un contrato global en el que, gracias al ahorro generado, se puedan implementar las medidas de digitalización que quiera el cliente.

Por su parte, el director general de Estrategia de Televés, José Luis Fernández, habló sobre la integración de los edificios en las ciudades como objeto interno de las Smart Cities y la conversión de edificios existentes en monitorizados y conectados. Para todo

ello, consideró, “estamos en una situación inmejorable”, aunque cabría considerar, matizó, si “estamos preparados para implantar este sistema”.

Fernández puso de manifiesto que el panorama actual ha dado avances en este sentido, con medidas como el plan nacional de ciudades inteligentes o el primer borrador de semántica de edificio monitorizados, y consideró que el sector está actualmente “preparado”.

La visión de la sostenibilidad en el entorno urbano, desde el punto de vista de la movilidad, fue abordada por el director de tecnología e innovación de ETRA, Antonio Marqués, que puso de relieve cómo la digitalización y transición ecológica pueden servir para afrontar con éxito el reto de la sostenibilidad. Marqués, que abogó por una estrategia coordinada, aseguró que desde su empresa se está trabajando con hidrógeno como elemento para descontaminar las ciudades.

Por su parte, el director ejecutivo de Tinámica, Enrique Serrano, aseguró que el concepto de Smart Energy ayuda a ‘transicionar’ hacia las energías renovables y a llevar a cabo un desarrollo económico, social y del entorno, pero tiene que ser “a un precio justo y razonable”, que “no es”, apostilló, “lo que estamos viendo hoy”.

Para Serrano, el reto tecnológico no es tanto producir energía limpia, sino que esta “esté disponible a un precio razonable”. En este sentido, la inteligencia artificial tiene que permitir esa gestión, equiparar la oferta y la demanda para evitar desperdicios de energía y a un módico precio. A día de hoy, añadió, el precio al final “tiene que llevarnos a repensar el modelo” actual.

Categoria: 
Ametic