Lunes, 2 de septiembre de 2019 MAÑANA #Santander33

02/09/2019

La ministra de Economía y Empresa en funciones reconoce en este ámbito numerosos activos y fortalezas, pero que “queda mucho por hacer”

santander33_-_pos_es_0.png

Calviño defiende la colaboración público-privada para que España también sea “un gran país en transformación digital”

33santander_ministra_economiayempresa.jpg

La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, abogó hoy por potenciar la colaboración público-privada para que España, que es “un gran país”, también lo sea en transformación digital, ámbito en el reconoció que “aún queda mucho por hacer”.

Así lo aseguró en Santander en la inauguración del 33 Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones, organizado por la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales (AMETIC) y el Banco Santander y que, bajo el lema ‘El momento de la reindustrialización digital’, reunirá en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), hasta el próximo miércoles, día 4, a cerca de 350 altos representantes de organismos públicos y privados, ejecutivos de empresas tecnológicas, investigadores y expertos vinculados al sector digital.

En su intervención, Calviño recordó que para el actual Gobierno de España la digitalización constituye uno de los “principales retos transformadores a los que se enfrenta en país”, un objetivo para que, puntualizó, contamos con importantes activos y fortalezas pero también con áreas en las que podemos claramente mejorar”.

Entre los primeros, la ministra en funciones mencionó el desarrollo de las infraestructuras básicas y de la tecnología 5G; el talento, que coloca a España como uno de los países con mayor número de licenciados en titulaciones de base tecnológica; el potencial de las tecnologías habilitadoras digitales, o el estado de la administración electrónica y de los servicios públicos digitales, en los que afirmó que “somos un referente”:

En este capítulo, Calviño se refirió igualmente a los diferentes sectores productivos que, como el turístico, de la salud, agroalimentario, de movilidad o de contenidos digitales, “somos líderes en el mundo gracias a empresas dinámicas y flexibles”; y a otros factores que calificó de “intangibles” y entre los que citó a la seguridad física y jurídica, la estabilidad política y social, la educación o la privilegiada posición geográfica.

Del lado de los retos o áreas de mejora, la ministra en funciones alertó de la “insuficiente” transformación digital en los tres millones de pymes que existen en España, la escasa inversión en I+D, que el Gobierno –recordó– se ha comprometido en aumentar del actual 1,4% del PIB al 2%; el necesario incremento medio en competencias digitales del conjunto de la población y, finalmente, “la gestión humanística de todo este proceso de transformación digital”.

La intervención de la ministra de Economía y Empresa en funciones marcó el inicio del acto inaugural de este encuentro celebrado en el Paraninfo de la UIMP en el que también participaron el presidente de AMETIC, Pedro Mier; la vicepresidenta de Santander España, Isabel Tocino; y la rectora de la institución académica, María Luz Morán Calvo-Sotelo

En su intervención, Morán Calvo-Sotelo, encargada de abrir y presentar esta sesión que contó con la presencia de la alcaldesa de la ciudad, Gema Igual, entre otras personalidades, recordó “lo que ha sido, es y debe seguir siendo la UIMP”, una universidad con 87 años de historia a la que se refirió como un “proyecto singular concebido como lugar de encuentro y diálogo entre profesores y estudiantes y de difusión y debate sobre la lengua española.


Mier reclama que la reindustrialización digital sea una “apuesta de país”

El presidente de AMETIC asegura que el proceso de relocalización que vive la industria “abre nuevas oportunidades en las que nos jugamos mucho”

33santander_pedro_mier.jpg

Por su parte, el presidente de la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales (AMETIC), Pedro Mier, solicitó que la reindustrialización digital sea “una apuesta de país”, y no solo del Gobierno o del sector industrial.

Mier, que se reconoció como “industrialista”, destacó que el proceso de relocalización por el que atraviesa la industria “ha repartido de nuevo cartas”, por lo que se presentan “nuevas oportunidades que debemos saber aprovechar”. “Nos jugamos mucho”, aseguró para subrayar la trascendencia de este momento en el que “además de usuarios también tenemos que ser actores”.

Finalmente, el presidente de Ametic, expresó su satisfacción por celebrar una nueva edición de este encuentro, al que definió como el “más veterano y con mayor asistencia de los que se celebran en la UIMP”, con un programa “denso e intenso” en el que anunció se abordarán temas de actualidad y en cuyo desarrollo agradeció la implicación del Gobierno en funciones y el apoyo del Banco Santander.

Por último, la vicepresidenta de Santander España, Isabel Tocino, afirmó que el Grupo Santander siempre ha apostado por la transformación digital, también entre sus 35 millones de clientes digitales repartidos por todo el mundo, cinco de ellos en España.

Así, habló de “era digital en presente” –“todos somos ya ciudadanos digitales”, aseveró–y aludió a la inteligencia artificial como la “gran revolución de todas las tecnologías” que, según indicó, “ha cambiado las ciudades y nuestras vidas”.


Manuel Iturbe: “El proceso de digitalización tiene que ir ligado a un cambio cultural de las empresas” 

El director de Banca de Empresas-Santander España del Banco Santander reconoce que “la experiencia del cliente es muy importante”

33santander_mesa1.jpeg

Manuel Iturbe, director de Banca de Empresas Santander España del Banco Santander, incidió en que “en el mundo digital tienes que estar constantemente avanzando e innovando”, en el marco de la moderación de la mesa de debate “Crecer desde lo digital” en la primera jornada del 33 Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones en Santander.

En la mesa se abordaron temas como la digitalización, la seguridad, la formación de los equipos y la experiencia del usuario. 

José Antonio Martínez, fundador y CEO de Making Science defendió la necesidad de “pasar del paradigma de los activos físicos a digitales” y “tener gente capaz de usarlos”.

La digitalización “es una obligación, pero también una oportunidad” ya que “permite llegar a nuevos mercados y comunicarte mejor con los clientes”, agregó.

Martínez reconoció que en la digitalización de las empresas “hay mucha oportunidad, pero hay que invertir, sobre todo en personas y tecnologías”. En esa línea, Martínez recalcó que España necesita más ingenieros y talento digital. “Que haya un mercado dinámico de trabajo es bueno, pero hacen falta profesionales”, agregó.

En su compañía, desveló Martínez, “el capital humano es un aspecto fundamental” con alrededor de 110 personas por debajo de 27 años que “valoran mucho su tiempo libre” e iniciativas como “el día del teletrabajo”. Finalmente, En materia de ciberseguridad, reconoció que “la inversión se amplía porque el valor crece y la amenaza puede venir de cualquier sitio”.

Por su parte, Enric Asunción, fundador y CEO de Wallbox Chargers, reconoció que “la digitalización es un tema de supervivencia pura y dura: es una ventaja, pero imprescindible para poder sobrevivir”. Para él, “la clave de la digitalización es cambiar la cultura y la forma de tomar decisiones” y en este proceso “los datos son los que mandan y las decisiones se basan en esos datos”.

Asunción desgranó la experiencia de su empresa en un sector, el de la automoción, en constante evolución. “Más del 50% de nuestra compañía está dedicada al I+D+I y “nuestra estrategia se basa en crecer innovando para mejorar la experiencia del usuario”.

Asunción confesó que en su organización “el foco ha sido escalar” ya que nacieron “ofreciendo al cliente una experiencia completamente digital y nuestro gran reto era que en remoto pudiésemos gestionar cualquier problema que tuviese el cliente en cualquier parte del mundo”, describió.

En materia de capital humano, Asunción “las expectativas de los millenials tiene una parte buena ya que todos quieren crecer y obtener resultados rápidamente” pero que “la velocidad no está alineada con el esfuerzo”. Por otro lado, agregó que “las compañías valoran la ciberseguridad de una manera brutal” siendo “un reto y una ventaja competitiva”.

Finalmente, Ignacio Aguirre, cofundador y consejero delegado de Avatel, demandó un “cambio de mentalidad en toda la capa empresarial del país” ya que, “si en nuestras organizaciones no vamos a un proceso de digitalización, vamos a tener un problema con nuestra empresa”, advirtió.

Aguirre recalcó que digitalizar “es transformar los procesos productivos y que el cliente esté en el centro de todo para tener un crecimiento rápido y sostenible dentro de tu organización”. En ese proceso, “el cambio cultural se ve como una amenaza” así que “lo que hay que trasladar, a través de la formación, es lo contrario, que la digitalización es una oportunidad”, añadió.

Para Aguirre, “la gobernanza de los datos es básica en el desarrollo de una organización” y el reto se encuentra en “no solo obtener esos datos, sino que esos datos te ayuden a crecer”. Finalmente, el reto de la digitalización tiene un foco en toda la población y en todo el territorio. Aguirre reconoció que para su empresa “es una oportunidad de negocio llevar a esa infraestructura digital a núcleos que no disponen”, como zonas rurales, y que “el éxito de una compañía no solo está en centrarse en los clientes nativos digitales sino en dar soluciones a todos los perfiles skills de clientes”.


Llinares afirma que la digitalización “ya no es una opción, es una obligación”

El subdirector general de Digitalización de la Industria y Entornos Colaborativos del Mincotur asegura que fomentar la actualización de las empresas “va a ser clave para atraer la relocalización que se abre de aquí a siete años”

33santander_mesa2.jpeg

El subdirector general de Digitalización de la Industria y Entornos Colaborativos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (Mincotur), Jordi Llinares, afirmó hoy que la digitalización de la industria “no es una opción, sino una obligación para poder abrir esa ventana de la relocalización antes de que se cierre en cinco o siete años”.

En este sentido, LLinares explicó que fomentar la actualización de las empresas va a ser clave para el futuro económico del país. “Tenemos una oportunidad que debemos saber aprovechar”, insistió tras destacar que el 50% de las empresas españolas “ya se están digitalizando o lo harán en los próximos dos años”.

En este escenario, el representante del Ministerio de Industria resaltó la importancia de los clusters industriales para facilitar la inversión de determinadas empresas tractoras,  abogó por potenciar el papel de intermediación de su departamento para “casar la oferta y la demanda”, y alertó de la necesidad de contar en España con “más personas” con formación “bastante alta” en digitalización.

Moderada por el vicepresidente de la Comisión Industria 4.0 de Ametic, Juan Bachiller, quien coincidió con LLinares en que la transformación digital no es una opción, y que lo que hace falta es empezar –la tecnología ya está ahí y tenemos talento, precisó–, esta segunda mesa de debate dedicada a la reindustrialización digital de la industria contó también con la participación del jefe del Área de Sociedad Digital e Innovación de la CEOE, César Maurín; del sales manager de HP 3D Printing Iberia, Jaume Homs; de la directora de Programa de Normalización y Grupo de Interés de la Asociación Española de Normalización (UNE), Paloma García; del director general corporativo de Televés, Santiago Rey; y del managing director de Accenture, Álvaro Polo.

Maurín, quien aseguró que los CEO están convencidos de la necesidad de digitalizar las empresas, argumentó que muchos de ellas, especialmente en el caso de las micropymes, encuentran en la inversión necesaria para llevar a cabo este proceso una barrera de entrada infranqueable.

Además, criticó la “sobrerregulación” que a su juicio existe en España, sobre todo en el ámbito ambiental, aspecto que, a su juicio, no favorece la implantación de una industria por la “inseguridad jurídica que plantea el no contar con una legislación homogénea en todo el territorio nacional”.  

Asimismo, y tras reivindicar una política fiscal “más coordinada” entre los gobiernos central y autonómicos y unos precios de la energía “más competitivos”, el representante de la patronal también abogó por favorecer un mayor talento en las empresas, aunque defendió que estos perfiles profesionales puedan ser contratados por las pymes “a precios razonables”.

Por su parte, el sales manager de HP 3D Printing Iberia, Jaume Homs, destacó el importante crecimiento que la fabricación digital está experimentado en sectores como el industrial, de transporte o el médico, ámbitos en los resaltó que lo vienen haciendo a ritmos del 30 o el 40% anual.

Homs, para quien existe una clara tendencia a la personalización en la fabricación digital, aseguró a modo de ejemplo que más del 50% de los libros que se pueden comprar en Amazon no existen, sino que se fabrican bajo demanda y demandó, al igual que hicieron el resto de integrantes de esta mesa de debate, una mayor formación en digitalización.

En su intervención, la directora de Programa de Normalización y Grupo de Interés de la Asociación Española de Normalización (UNE), Paloma García, instó al sector a usar las normas e invitó a las empresas españolas a que se sienten en los comités de normalización. “Es necesario que el know-how español se ponga encima de las mesas de estandarización internacionales”, reclamó.

Asimismo, la representante de UNE alertó de la necesidad de contar con especificaciones y modelos de gestión que permitan “a las empresas que empiezan saber por dónde tienen que ir y la las que ya han empezado, en qué punto se encuentran. En este sentido, García explicó que el sector ha establecido 92 requisitos para ser considerado una industria digital.

El director general corporativo de Televés, Santiago Rey, analizó el caso de su empresa, nacida con la llegada de la televisión digital en España como y que hoy cuenta con once filiales internacionales y presencia en más de un centenar de países orientada al diseño y como proveedores de soluciones para equipos de TV. Según resaltó, esta diversificación tecnológica y geográfica les ha permitido, precisamente, “hacer un rediseño constante de nuestros procesos y soluciones generando un ecosistema cada vez mayor”.

Tras sostener que la industria “es la base del crecimiento y sostenibilidad de un país”, Rey remachó que en el proceso de digitalización lo sustancial es “tener un plan y creer en ello, convencidos de que este modo la empresa ganará en solidez internacional y en la diversificación de su negocio”.

Por último, el managing director de Accenture, Álvaro Polo, reconoció la prioridad para los directivos de las empresas de la reindustrialización digital y apostó por innovar “con determinación y en base a unos métodos de gestión que permitan a las empresas asumir riesgos controlados”.


Jeremy Rollinson defiende que “una empresa no puede triunfar en Inteligente Artificial si no accede a los datos”

El ‘government affairs’ director de Microsoft EU se muestra “optimista” ante el futuro de los datos ya que “en Bruselas se habla mucho de transformación digital” y defiende la necesidad “de contribuir a este debate con soluciones tecnológicas”.

33santander_jeremy_rollinson.jpg

El government affairs director de Microsoft EU, Jeremy Rollinson, reivindicó que la “inteligencia artificial y la transformación digital deben de ir de la mano” de cara a “obtener mejores datos de negocio”. El directivo reconoció que “una empresa no puede triunfar en Inteligencia Artificial si no accede a los datos, y por eso las empresas tienen que colaborar e intercambiar datos con otras empresas: públicos o privados”.

En su ponencia Data sharing principles for Digital Transformation, dentro de la primera jornada del 33º Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones en Santander, Rollinson defendió que “existen las herramientas para que puedan intercambiarse datos sin peligro alguno”, para lo cual es necesaria “la investigación más allá de la gestión de esos datos” y así “garantizar que sean útiles para todos”.

Rollinson reconoció que “es poco realista intentar obligar a las empresas a dar datos que tengan que ver con su privacidad” y que “a nivel político hay una sensación que los datos están en manos de unos pocos y un temor a que haya algunos jugadores que tienen

ventaja en la obtención de datos”. Es por ello que, aseveró, “tenemos que garantizar que la obtención de datos se democratice más” y “que haya garantías para su recogida”.

En esa línea, Rollinson defendió la utilidad de los datos abiertos. “Algunas legislaciones dicen que son datos del sector público, pero también son datos que están disponibles para desarrolladores que les permiten obtener información sobre medio ambiente, trafico, etc. No son datos personales, sino datos que permiten tener mejor calidad de vida”, recalcó.

Por otro lado, el responsable de Microsoft EU analizó la situación de la transformación digital y sus efectos. “En el pasado las empresas perduraban más en el mercado, pero con los cambios disruptivos y tecnológicos desaparecen más y nacen nuevas. Este sector es realmente emocionante, hay cada vez más clientes que utilizan tecnologías para sus negocios, hay grandes productos, pero, también locales, hay empresas importantes, pero también Pymes” agregó. La transformación digital ha hecho que “cada vez más estas empresas están contratando a nuevos desarrolladores y se fijen más en estos perfiles”, reconoció.

El dirigente desveló que “Europa se está quedando atrás en el desarrollo de aspectos como la Inteligencia Artificial, frente a otras potencias como Estados Unidos o China que tienen más data sets”.  Como consecuencia de ello, desde Bruselas trabajan para que “los desarrolladores europeos puedan competir con otras jurisdicciones” y “en los próximos 5 años veremos innovaciones y legislaciones en materias como el reconocimiento facial”, área en la que “Europa tiene la oportunidad de aporta estándares que las democracias de todo el mundo puedan utilizar”.

Categoria: 
Ametic
Santander